Nutrida inscripción de cédulas

La Señora Cónsul y su asistente, vinieron a London para colaborarnos

La Cónsul General de Colombia en Toronto, atiende colombianos en London

Con la presencia de la señora Cónsul General de Colombia en Toronto, la doctora Cristina Pastrana Arango y la doctora Lina María Otálora Muñoz en su calidad de Cónsul, quienes se desplazaron hasta London para prestarle un servicio que necesitaba  la comunidad y facilitar la inscripción de cedulas de colombianos con miras al próximo debate electoral para el 2018.

La doctora Lina Otálora en la jorada de inscripción de cédulas en London

Gente colombiana de London y poblaciones circunvecinas, se hizo presente el sábado 10 en las oficinas de GS Financial Group, en donde Germán Salamanca gentilmente volvió a colaborar con la realización de este importante deber cívico y evitarle a los interesados el viaje hasta Toronto, perdiendo un día de trabajo, para poder inscribir su cédula como lo determina la Registraduría Nacional del Estado Civil.

No obstante ser un día invernal, cuando caía la nieve en London y antes de la hora prevista, para iniciar la actividad, de las 10 de la mañana, las dos funcionarias se hicieron presentes en las oficinas de GS, para instalar los respectivos computadores, conectados a los programas de inscripción de la Registraduría.

Con la llegada de la doctora Pastrana al consulado de Toronto, London volvió a ‘existir’ para ese consulado, ya que la inepta burocracia anterior, nos había borrado del mapa. En mayo regresó el consulado móvil, a nuestra ciudad, con todas las de la ley y en diciembre inscripción de cédulas. Este desplazamiento de los funcionarios, fuera de su sede, no es obligatorio para ellos, sino un servicio comunitario que la gente: necesita, comenta y agradece.

Para resaltar en lo cuantitativo la asistencia de colombianos que se esperaba en numero alrededor de 50, ya que se trataba de inscripción de cédulas no de un consulado móvil y la gran mayoría ya estaban inscritos. Pues la sorpresa fue mayúscula y agradable, ya que mas de 300 compatriotas vinieron al servicio y la comunidad volvió a creer en su consulado. La jornada estaba programada, de 10 AM hasta las 2 PM. La atención al público por parte de las señoras del consulado se prolongó hasta pasadas las 3 de la tarde.

Cuando se acercaba la hora prevista para terminar la inscripción, se le preguntó a la doctora Pastrana, si se procedía, como en el sistema bancario, a cerrar la puerta a la hora en punto y ligeramente molesta manifestó: “De ninguna manera, nosotras vinimos para atender a los colombianos de London y sus alrededores. A todos los que lleguen, sin importar la hora, se les recibirá”. Como alguna vez dijo un político, con esta cónsul es ‘diciendo y haciendo’.

on December 20, 2017