Grupos del Mundial Rusia 2018

Así quedaron los equipos que disputarán el título en el Mundial de Rusia.

 

Análisis de Jorge Barraza, el mejor cronista de futbol de Suramérica

Tomado de El Tiempo - Todos temblaban de solo pensar que pudiera caerles España en su zona. Pues le cayó a Portugal y promete ser “el” partido de la fase de grupos. Reeditarán el juego de Sudáfrica 2010, cuando España se impuso 1-0 con gol de Villa. El partido tendrá su morbo, pues Cristiano Ronaldo deberá enfrentar a sus compañeros del Real Madrid: Sergio Ramos, Nacho, Isco, Asensio, y a los barcelonistas Piqué, Iniesta, Busquets, Jordi Alba. Sus compañeros y sus grandes adversarios, juntos contra él. Será extraño para el divo.

Colombia puede aspirar a ganar su serie, como en el 2014. Otra vez integrará un grupo amable, aunque pensamos que Polonia y Senegal son mejores que aquella vez Grecia y Costa de Marfil. Incluso, Japón debería crecer en relación con el torneo anterior. Para muchos, Senegal es el mejor equipo africano del momento.

A Argentina le cayó una bolilla pesada: Islandia, Croacia y Nigeria. Islandia, es sabido, eliminó a Inglaterra de la Eurocopa el año pasado en octavos de final. Inglaterra con todas sus figuras (Harry Kane, Dele Alli, Rooney, Sterling, Jamie Vardy, Gary Cahill). Y empató con Portugal, que sería el campeón. Son vikingos, no son pueblos vencidos. Tienen autoestima alta. Que una isla de 331.000 habitantes sea país soberano habla bien de ellos. Además, es un partido trampa: si se gana, no es ningún mérito, si se pierde es una catástrofe. Y Argentina arranca con ellos. Suscribimos la frase de Valdano: “Debutar contra Islandia es una piedra”. Luego viene la Croacia de Modric, Kovacic (los dos del Real Madrid), Rakitic (Barcelona), Mandzukic (Juventus), Perisic, Brozovic (ambos del Inter), Subasic (Mónaco), Lovren (Liverpool), Vrsaljko (Atlético de Madrid), Kalinic (Milán)… Y cierra con Nigeria, que hace veinte días le ganó 4-2 tras ir perdiendo 2 a 0.

Maradona, uno de los que extraía las bolas, eligió un púlpito inadecuado para mandarle un palo a Sampaoli. Le preguntaron cómo veía el sorteo para su selección; respondió: “Accesible, pero Argentina debe mejorar porque juega muy mal”. Como muchos eran rusos, otros árabes, otros japoneses, tal vez no captaron, pero Sampaoli se la devolvió de bote pronto: “Lo único que le puedo decir al hincha es que vamos a poner muy arriba la bandera del país y que podemos tener muchas ilusiones. Sé que tengo al mejor de la historia (por Messi) y eso es un aval más. Aparte, nos sacamos la mochila de la clasificación”. Al ángulo.

Hoy asoman cuatro grandes favoritos, en este orden: Brasil, Alemania, España, Francia. El primero atraviesa un estado de gracia. El segundo es orden, confiabilidad, jugadores, esquema. España lleva a las figuras de los clubes más fuertes del mundo: Barcelona, Real Madrid, Atlético, los dos Manchester, Chelsea...). Y Francia porque tiene dos docenas de jugadores de inmenso talento, muchos de ellos jóvenes: Lloris, Sidibé, Varane, Kimpembé, Umtiti, Kurzawa, Kanté, Rabiot, Tolisso, Lemar, Griezmann, Lacazette, Mbappé, Giroud… La lista es extensa y riquísima.

Otra selección de la que debemos esperar mucho es Bélgica, un facsímil de Francia en cuanto a cantidad de nombres con brillo. Courtois, Hazard, De Bruyne, Lukaku, Meunier, Kompany, Mertens, Yannik Carrasco, Vertonghen, Alderweireld, Mousa Dembélé, Nainggolan, Batshuayi… ¡Tantos nombres de ligas grandes…! Veremos si el corazón político de la Unión Europea puede llegar a ser también su corazón futbolístico.

Tenemos, si se le permite al cronista una apuesta: el deseo de poner una ficha a Inglaterra por primera vez. Por Harry Kane, por Dele Alli, por Sterling, por tantos jóvenes prometedores. Y está Argentina también, por Messi, ese genio que tira solo del carro y aunque el carro se empantana él sigue igual haciendo fuerza. Veremos si en estos meses Sampaoli logra darle una fisonomía a ese mal equipo que vimos en la Eliminatoria. Es un gran laborioso Sampaoli, quiere un equipo que por fin coopere con el genio, lastimosamente no parece tener muy buen gusto a la hora de elegir jugadores el técnico.

Un dato para tener en cuenta y que puede abrir diversas puertas: dado que el sorteo les deparó grupos vecinos, hay altas chances de que Brasil y Alemania se topen en cuartos de final. Si ganan sus grupos, desde luego, pero es lo menos que cabe pensar. Y si uno de los dos cae, crecen las chances de otros. Como siempre decimos, son todas especulaciones que pueden terminar en el canasto. Este es el sorteo, la verdad estará en el verde césped a partir del 14 de junio.

Último tango…

JORGE BARRAZA

Para EL TIEMPO

on December 08, 2017