Destituida la cónsul de Toronto

La mejor funcionaria que nos han enviado, la retira el Tribunal Administrativo

En London, la Dra Pastrana reinició el consulado móvil. Germán Salamanca, el anfitrión.

Toronto - Sorpresiva e ilógica ha sido calificada, por algunos miembros la comunidad en Canada, la anulación del nombramiento como cónsul General de Colombia en Toronto, por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, de la doctora María Cristina Pastrana Arango, quien no lleva un año en el cargo. El Ministerio de Relaciones Exteriores apeló la decisión ante el Consejo de Estado y éste confirmó que el Tribunal tenía razón.

Conocida la noticia las quejas y comentarios entre la población colombiana no se hicieron esperar. Algunos pensaron que era un chiste o una represalia política por su familia. Llamadas y consultas, sobre el tema, llegaron hasta este vocero comunitario, autor de la tutela y derecho de petición, ante Cancillería, para que se ampliara el consulado de Toronto y reconocido como tal por la Cámara de Representantes con la Orden de la Democracia Simón Bolivar en el 2007.

Dura lex sed lex es una expresión romana, ‘la ley es dura, pero es la ley'. No todo lo legal es ético. Perfecto, si se aplica a todos por igual, pero en lo que va corrido del siglo a Toronto han venido de toda clase de cónsules colombianos, combinadito, de res y de cerdo y no han sido mirados con la misma lupa, la doctora Pastrana, de lejos, ha sido la mejor.

Sin ir más lejos la anterior funcionaria, Lucía Madriñán, una incapaz a quien el cargo le quedó grande y muy simpática, tenía como trayectoria ser directora de Noticias en Caracol TV, nos dejó como ingrato recuerdo que acabó con los consulados móviles a las ciudades y la premiaron con un consulado en España. Como no daba pie con bola en el consulado, le nombraron un asesor de 25 años en la burocracia, Carlos Forero un atarván de tiempo completo, con carrera diplomática, como exige la ley, se cree que le da derecho a ‘pegarle’ al público porque el sindicato lo protege.

Claro que por los consulados han pasado figuras como el maestro Rafael Escalona, en Panamá, el ‘doctor’ Clímaco Urrutia (Jaime Santos), en Toronto, ninguno de los dos terminó bachillerato. Embajadores de la talla de David Sánchez Juliao o Yo José Gabriel, en la embajada de Colombia en Canada estuvo Jorge Visbal Martelo, hoy en la cárcel por parapolítica.

La doctora Pastrana tiene méritos suficientes para el cargo y no necesita defensores de oficio. Podría ser embajadora de lujo en cualquier país y le aceptó al Presidente Santos el consulado en Toronto, capital comercial de Canada, país con el cual Colombia tiene Tratado de Libre Comercio, por lo que se necesitan funcionarios de peso pesado de nuestra diplomacia, como el embajador Lloreda Ricaurte quien viene de la Embajada en Washington y no burócratas que llegan a maltratar a los connacionales.

Si de capacidad y preparación se trata, la señora Pastrana es bachiller del Liceo francés Louis Pasteur de Bogotá y sus estudios superiores los realizó en Georgetown University, en el vecindario de Washington DC, por lo cual además del español habla inglés y francés. Fue directora del Noticiero TV Hoy en Colombia, subdirectora de Asuntos Multilaterales en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia y hace parte de la Fundación World Coach Colombia, organización que propende por la defensa de los derechos humanos, especialmente de niños y niñas y adolescentes. Una ejecutiva de tiempo completo

Además de las funciones consulares, está realizando, en Toronto, actividades culturales para buscar intercambios y talleres de información e integración para los recién llegados, seminarios para enseñar a los compatriotas a ubicarse en el mercado laboral canadiense, revivió los consulados móviles a las otras ciudades.

Es la única funcionaria que he conocido en Toronto, que como decimos en Colombia: “No necesita del puesto, lo hace por servir al país” Es una cónsul de lujo, en lo académico, laboral y como persona, creo que no hay dos en nuestra diplomacia consular. Un punto altísimo para uno de los consulados, desde el punto de vista comercial, más importantes del mundo, en donde al parecer burocracia estaría por encima de eficiencia. José Briceño

 

on October 27, 2017