Rascacielos que gira 360 grados

El edificio del futuro. Cada apartamento puede costar US 37 millones.

 

Dubai se ha caracterizado, además de su por su opulencia, por estar a la vanguardia en temas de construcción, arquitectura y en especial de rascacielos. Por eso, esta vez la compañía de diseño Dynamic Architecture, a cargo del arquitecto ítalo-israelí David Fisher, presentó su nuevo proyecto llamado Dynamic Tower. Un complejo que tendrá 80 pisos de uso mixto, un hotel y apartamentos residenciales. Pero esta construcción no será como las demás, será un edificio que puede cambiar de forma y que altera la manera en la que se conciben este tipo de construcciones. 

Este rascacielos además de ser lujoso es capaz de moverse por sí solo, dando giros de 360 grados sobre el eje central teniendo como finalidad que las personas que están en el interior puedan disfrutar de una panorámica de Dubái en su totalidad.

Se estima que cada apartamento puede llegar a costar entre 3,6 y 37 millones de dólares. Mientras que la obra concluida podrá tener un valor estimado de US$350 millones.

De acuerdo con la página oficial de Dynamic Architecture, la compañía tiene proyectado iniciar otras edificaciones con las mismas especificaciones en ciudades principales como Londres y París.

 

UNA VISTA A GUSTO DE CADA QUIÉN

Usted pensará que todo el edificio gira a la misma velocidad. Sin embargo, los diseñadores y arquitectos pensaron en este tema y planearon que cada uno de los propietarios pueda elegir a su propia voluntad la velocidad con la que gira la habitación, por ejemplo, la persona puede programar la vuelta dependiendo la vista al sol, lo cual le permitirá poder ver tanto el amanecer como el atardecer.

Las personas podrán controlar el giro del apartamento y su velocidad mediante un control físico instalado en el interior de cada hogar o mediante comandos de voz.

El único lugar del edificio que permanece estático es la zona de ascensores, que está ubicada en la parte central. La construcción del edificio tendrá 420 metros de altura y será el segundo más alto de Dubái, solo atrás del Burj Khalifa que tiene 822 metros de altura.

UNA CONSTRUCCIÓN AUTOSUFICIENTE

El rascacielos tiene capacidad para tener paneles solares e incluirá 79 turbinas eólicas, las cuales harán que el sistema de rotación funcione con la propia energía producida por el edificio, cuidando así el medioambiente y teniendo un sentido Eco-Friendly.

¿CÓMO SE CONSTRUIRÁ?

Los 40 pisos o módulos que conformarán los 80 pisos, se construirán en una fábrica y luego, serían llevados a la localización del edificio para hacer su ensamblaje, logrando ahorrar la quinta parte de los costos de construcción. Además, cada piso podría terminarse en solo ocho días.

UN PRECEDENTE EN SURAMÉRICA

El arquitecto ítalo-israelí David Fisher ha recorrido el mundo con sus proyectos giratorios y ha dejado huella con su teoría de la arquitectura dinámica, concepto en el que las construcciones se deben ver más que lugares solo para vivir sino que deben cambiar con el medioambiente que los rodea pero siempre enfocado a las necesidades que tienen las personas.

Logrando este concepto, el arquitecto Bruno de Franco, fue la persona encargada de diseñar Suite Vollard, el edificio residencial ubicado en Curitiba, Brasil, inaugurado en 2001 y que tiene la misma finalidad que el pensado en Dubái.

El proyecto, que tardó algo más de una década en concretarse, está considerado aún como el primer edificio completamente giratorio del mundo, pero su forma permanece constante, dada la estructura circular de la construcción.

on September 08, 2017