¿Que tan inteligente es usted?

Estas son siete características de personas con alto coeficiente intelectual.

“Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar la duda”

¿Se ha preguntado qué tan inteligente es usted? Si se identifica con algunas de estas características, puede dibujar una sonrisa en su rostro.

Usan el sarcasmo

No es fácil ser sarcástico. Para lograrlo, es necesario tener destrezas cognitivas especiales. Uno de los maestros del sarcasmo, el comediante Groucho Marx, dejó para posteridad esta frase que resume su inteligencia superior: ““Nunca olvido una cara, pero con usted haré una excepción”.

Les gusta la soledad

Estar solo es una característica común entre las personas con alto coeficiente intelectual. “No encontré nunca un compañero más sociable que la soledad”, afirmó Henry Thoreau.

 

Cuestionan

Quien no cuestiona, no utiliza una de las principales herramientas con que cuenta el ser humano: el raciocinio. Los grandes pensadores, los científicos revolucionarios, los escritores vanguardistas, los grandes artistas se distinguen por su hacerse preguntas, cuestionar lo establecido: pensar. El científico más importante del siglo XX, Albert Einstein, lo resumió en una frase: “Lo importante es no dejarse de hacer preguntas”. El lingüista y filósofo Noam Chomsky, por su parte, dijo en una ocasión: “Al crecer en el lugar que lo hice, nunca fui consciente de tener otra opción que cuestionarlo todo.

Procrastinan

“En la tarde empiezo”. “Mañana termino”. Las anteriores, entre otras, son las típicas frases de un procastrinador, alguien que siempre posterga las actividades. Según diversos estudios, postergar no siempre es malo, entre otras cosas porque ayuda a divagar, y es divagando como uno encuentra las mejores ideas. Entre los célebres procrastinadores se cuentan Steve Jobs, Bill Clinton y el genio de la arquitectura Frank Lloyd Wright, quien llegó a postergar un proyecto un año. El siguiente fragmento, del reconocido escritor Italo Calvino, lo muestra de manera perfecta:

“Me gustaría trabajar todos los días. Pero a la mañana invento todo tipo de excusas para no trabajar: tengo que salir, hacer alguna compra, comprar los periódicos. Por lo general, me las arreglo para desperdiciar la mañana, así que termino escribiendo de tarde. Soy un escritor diurno, pero como desperdicio la mañana, me he convertido en un escritor vespertino. Podría escribir de noche, pero cuando lo hago no duermo. Así que trato de evitarlo.

Hablan más de un idioma

Para hacerlo se necesitan herramientas cognitivas especiales. Ya lo dijo Ralph Waldo Emerson: “El hombre no es más que la mitad de sí mismo. La otra mitad es su expresión”.

Son zurdos

Varios estudios lo confirman, entre ellos uno de la Universidad de Illinois que indica que los zurdos practican más el pensamiento divergente. Otro estudio, de la Universidad de Maastricht, concluyó que tienen más habilidades para las matemáticas. Algunos de los zurdos más inteligentes son: Da Vinci, Jimmy Hendrix, Beethoven, Goethe y Chaplin.

Tener sentido del humor

Las geniales frases del ya citado Groucho Marx, o las del célebre escritor confirman que el buen humor es cosa de mentes brillantes. Para la muestra, estas joyas de Twain: “es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar la duda”

on August 25, 2017