Canada país de gente honesta

 

Se me cayó mi cámara Canon en un bus público y a los 4 días apareció.

En Colombia 9.71 MILLONES de celulares, en 2 años, han sido hurtados.

Por José Briceño

Este es un caso que en nuestro medio colombiano es de NO TE LO PUEDO CREER. En Canada es normal no coger lo ajeno. No se puede decir que no haya ladrones, pero no se notan mucho y en su gran mayoría son inmigrantes de: Asia, Africa o latinos. El canadiense blanco, el que ha nacido y crecido en este país y se ha educado acá, en donde la honestidad no es una excepción sino un común denominador. Antes de contarles mi historia, he reproducido esta información tomada de la web de Caracol Radio

Los controles implementados por el Ministerio de Tecnologías de la información y las Comunicaciones y la Comisión Reguladora de Comunicaciones, CRC, permitieron el bloqueo en el país de 9.71 millones de equipos.

El ministro David Luna manifestó que las medidas adoptadas por el Gobierno nacional dejaron sin el servicio a 6,25 millones de equipos entre agosto de 2015 y mayo del 2017, adicionales a los 3,46 millones que han sido bloqueados por hurto o extravío, para un total de cerca de 9,71 millones de equipos bloqueados.

 

“Para el diseño e implementación de los controles técnicos, el Ministerio TIC y la CRC contaron con el apoyo de los operadores de servicios móviles, quienes, en cumplimiento de las medidas regulatorias, hicieron importantes inversiones para llevar a cabo la detección y bloqueo de los equipos de los cuales no es posible verificar su procedencia del mercado legal”, expresó Germán Darío Arias, director ejecutivo de la CRC.

Explicó que por el no registro del IMEI fueron bloqueados 4,6 millones. A esto se suma que desde marzo de este año también quedaron fuera de servicio 2.300 por no tener el formato correcto.

Manifestó que desde marzo del 2016 se detectaron más de 7 millones de equipos no homologados, cuyas marcas y modelos no estaban autorizados para su uso en Colombia.

Nota: Este mercado ilícito de 9.710.000 celulares, a un costo promedio de $ 300.000 colombianos, tiene un potencial de $ 2.913.000 MILLONES DE PESWOS COLOMBIANOS. El gobierno los bloquea y en San Andresito se los ‘arreglan’

El pasado domingo 9 de julio en un bus público se me cayó ni cámara de retratar marca Canon que contenía material que solo le interesa a su dueño, entre este, todas las fotos que había tomado del Sunfest. A los días, siendo martes, me fui a las oficinas de London Transit, en el centro de la ciudad y de allí me remitieron a la sede principal en el 450 de Highbury, presenté mi reporte en la oficina de Lost and Found – Perdido y encontrado – Al siguiente día me llamaron de esa oficina para preguntar todos los detalles: marca de la cámara, color, día de la perdida, numero de la ruta del bus.

Cuando oh sorpresa, la empleada me dijo: Aquí está su cámara, venga por ella. No lo podía creer, me trasladé otra vez a la sede de Highbury, me atendió otra funcionaria, me entregó la cámara, la identifiqué por el contenido, previa identificación, firmé un documento y en un cuaderno. Final feliz.

En Canada no se aplica el UNDECIMO MANDAMIENTO que, desafortunadamente, tenemos en Colombia NO DAR PAPAYA, por aquello de que a Papaya servida papaya partida.

Hace como 10 años se me quedó en un Café Internet un esfero muy bonito que me había regalado mi ex hija y tenía, para mí, un gran valor sentimental. Lo busqué por todas partes y no sabía en donde lo había dejado. Una semana más tarde, volví a ese sitio y junto a la caja registradora, ahí estaba. Había permanecido siete días a la vista de centenares de personas que practican cuotidianamente la honradez como una religión. Lo guardaba con mucho celo y hace dos años, en el Transmilenio de Bogotá, me lo robaron.

on July 21, 2017