Regresó el consulado móvil

Volvió a London, más técnico, mejor organizado, servicio ágil, atención amable.

Germán Salamanca, el anfitrión y la Doctora Cristina Pastrana cónsul en Toronto

Después de una prolongada interrupción, regresó a London el consulado móvil. Durante varios años y desde el 2002, COLOMBIA EN LONDON, lideró jornadas de inscripción de cédulas para las elecciones, jornadas de cedulación y consulado móvil. Este servicio comunitario desapareció debido a la ineptitud e incapacidad de la cónsul Lucía Madriñán y el vice cónsul Carlos Forero, un atarván de tiempo completo, que cree que por llevar más de 25 años, como segundón en la burocracia le puede pegar a la gente.

En el segundo piso de la Biblioteca Central de London se dieron cita más de 500 colombianos, para realizar trámites consulares. La papelería y artículos de oficina eran insuficientes, para atender al público, vinieron solo tres funcionarios. Hubo que comprar muchas cosas para el consulado hasta la sabana para el fondo de las fotos. En los almacenes no regalan las cosas y nadie preguntó si se debía algo. Fue un verdadero caos administrativo y la mayoría de los colombianos, algunos venidos de otras ciudades, se fueron sin ser atendidos.

 

Funcionarios del consulado de Toronto, atienden de manera  diligente y amable

Al día siguiente recibí un correo por demás irrespetuoso, del patán Carlos Forero, culpándome del fracaso, como si fuera su empleado y se rompieron las relaciones de  COLOMBIA EN LONDON y el consulado de Toronto, que duraron 12 años. Los funcionarios trataron varias veces de volver a London, pero no tenían la red suficiente de contactos y Cancillería no autorizó el desplazamiento, por muy poca cantidad de inscritos.

En este primer semestre, con la coordinación en London del Presidente de GS Financial Group, Germán Salamanca y el apoyo de la nueva cónsul de Colombia en Toronto, Doctora María Cristina Pastrana Arango, las cosas fueron a otro precio, volvió el consulado a London, más técnico, mejor organizado, servicio ágil, atención amable.

 

Organizadamente la atencion, al público, no produjo congestión en la sala de espera

El público se inscribía ante el consulado por internet indicando claramente el servicio que necesitaba y por la misma vía le llegaba la respuesta con hora exacta de cita y tiempo necesario para la diligencia, por lo cual no se vió aglomeración de gente. Nunca hubo más de 15 personas en la sala de espera de GS. Desde las 8 de la mañana y hasta las 4 de la tarde hubo un continuo desfile de colombianos satisfechos con el servicio consular. Cada uno de los 7 funcionarios tenía su oficina privada y la señora cónsul coordinaba, como un relojito, todo el engranaje del equipo de trabajo.

Al final de la jornada y pasadas las 4 de la tarde, todos los inscritos, por internet, fueron atendidos y algunos adultos mayores no muy duchos en las redes, que no estaban en el listado del computador, también recibieron el servicio consular solicitado. Como se dice coloquialmente, en el consulado de Toronto se notó la mano de la nueva funcionaria y por ende la calidad del servicio. Todo parece indicar que ante el éxito de la jornada consular, volverán.

on June 22, 2017