Reunión de Trump y Trudeau

Chocan en materia migratoria durante su primera reunión oficial en la Casa Blanca.

 

Trudeau asegura que Canadá mantendrá su postura aperturista con los refugiados, mientras que Trump apuesta por "echar a los muy, muy malos". Sí se han mostrado unidos en materia comercial.

Primera reunión oficial en la Casa Blanca entre el presidente de EE UU, Donald Trump, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, mostraron sus diferencias en materia de migración y asilo de refugiados, en una rueda de prensa en la que Trump volvió a asegurar que no va a dejar "que entren las personas equivocadas", mientras que Trudeau apostó por mantener la misma política de aperturismo con los refugiados.

 

En la que ha sido su primera reunión de trabajo después de que Trump asumiera la presidencia el 20 de enero, ambos dirigentes han abogado por una cooperación estrecha entre EE UU y Canadá y la voluntad de tender "puentes" para mejorar el comercio bilateral, aunque quedaron patentes las diferencias en materia de migración entre ambos países.

Trump, bajo la premisa de "echar a los muy, muy malos", justificó una vez más su orden ejecutiva de suspender de manera indefinida la acogida de refugiados sirios por miedo a que se infiltraran terroristas y defiende firmemente el aumento de las redadas de detención de indocumentados con un fin claro: "capturar a los criminales, a los malos criminales, con historial de abusos y problemas, y echarlos".

El mandatario estadounidense considera que su orden ejecutiva es "dura, pero de sentido común", y aseguró que está siendo "alabado" por su postura y van hacer una revaluación de la política de asilo, que va "a hacer a la gente muy feliz".

Trudeau: "Canadá continuará con su política de apertura"

Por su parte, Justin Trudeau ha asegurado que no va a dar "lecciones" al presidente de Estados Unido sobre acogida y seguridad, pero que Canadá mantendrá su espíritu de "apertura hacia los refugiados". Trudeau aseguró que Canadá "continuará con su política de apertura hacia la inmigración y los refugiados, sin comprometer la seguridad", lo que contrasta así con las órdenes ejecutivas de Trump, que han intentado suspender todo el programa de asilo estadounidense.

El primer ministro canadiense destacó que su país ha recibido a más de 40.000 refugiados de la guerra civil siria con procesos que no comprometen la seguridad nacional. "Tender puentes" en comercio bilateral Al margen de la política migratoria, Trump alabó el poder económico de su país vecino y aseguró que su intención es retocar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado por los dos países junto con México hace más de 20 años, con la intención de "beneficiar a los dos países". "Tenemos una relación de comercio espectacular con Canadá. Vamos a retocarla, haremos ciertas cosas que van a beneficiar a nuestros dos países. Es una situación mucho menos grave que lo que ha ocurrido en la frontera sur", afirmó Trump. Relaciones más profundas o amplias que Canadá y Estados Unidos

En el caso de México, el presidente consideró que "la transacción (comercial) ha sido extremadamente injusta" para EE UU durante años. "Vamos a trabajar con México, vamos a hacer que sea un trato justo para ambas partes. Creo que vamos a llevarnos muy bien con México", añadió Trump, quien subrayó que se encargará de que "todo el mundo esté contento".

Tanto Trump como Trudeau subrayaron la relevancia de los lazos bilaterales durante la rueda de prensa y en comunicado conjunto en el que aseguran que no hay otros dos países "que compartan unas relaciones más profundas o amplias que Canadá y Estados Unidos". Trudeau reconoció, no obstante, que las relaciones bilaterales son "bastante complejas" y que no siempre va a estar de acuerdo en todo con Trump. Pero "no lo duden", Canadá y Estados Unidos "siempre seguirán siendo los socios más esenciales uno para el otro", agregó a continuación.

Creación de un comité para abordar los desafíos de las mujeres

Como resultado de las reuniones celebradas en la Casa Blanca, los dos gobiernos anunciaron la creación de un comité bilateral que abordará los desafíos de las mujeres en el ámbito laboral y cómo aumentar su participación en la economía. Por otro lado, Trudeau regaló a Trump una fotografía de 1981 en la que el ahora presidente estadounidense aparece junto a su padre, Pierre Trudeau, quien era entonces primer ministro de Canadá.

on February 17, 2017