Humor de Hassam

La cultura del tatuaje, una costumbre milenaria. Piense en personajes famosos

 

Una madre va al colegio a hablar con el profesor de su hijo.

- ¿Por qué va usted a suspender a mi hijo?

- Porque ha copiado descaradamente a su compañero.

- ¿Y cómo sabe usted que ha copiado mi hijo y no el otro chico?

- Pues verá señora, porque las nueve primeras respuestas eran exactamente iguales, pero cuando ha llegado a la última, el compañero de su hijo había puesto:

- No me la sé.

Y su hijo ha escrito:

- Yo tampoco.

 

En una cárcel, un preso comenta indignado a su compañero de celda:

- Es un poco ridículo lo que están haciendo conmigo.

- ¿Por qué?

- Porque me metieron aquí por robar pan, y ahora me lo traen gratis todos los días.     

Le dice la madre a la hija:

- Hija, dicen las vecinas que te estás acostando con tu novio.

- !Ay, mami! la gente es más chismosa: una se acuesta con cualquiera y ya dicen que es el novio.   

Un señor decide averiguar qué es lo que hace un empleado suyo que sale a la calle sobre las 11 y regresa a la 1 cada día. Contrata a un detective y a la semana éste le dice:

- Cada día a la misma hora coge su coche, va a su casa, hace el amor con su mujer, se fuma uno de sus puros y vuelve al trabajo.

- Ah, menos mal, creía que podía estar haciendo algo malo en ese tiempo.

- Me parece que no me ha entendido, le voy a tutear: coge tu coche, va a tu casa...  

- Doctor, ¿qué puedo hacer para que durante las vacaciones mi mujer no se quede embarazada?

- Llévesela con usted.    

En un autobús repleto de gente, sube un hombre. Se coloca al lado de una mujer guapísima y le pone la mano en el pecho.

- Oiga, ¿podría poner la mano en otro sitio?- le dice la mujer-.

Y le contesta el hombre:

- No me provoque, no me provoque...   

Le pregunta el marido a su mujer:

- María, si te tocaran cien millones con la quiniela, ¿me dejarías de querer?

- No, mi vida. Pero te echaría mucho de menos.

En el baile de oficiales de un cuartel un joven capitán le dice a la esposa del general:

- ¿Me permite sacarla, señora?

- De acuerdo, pero antes bailemos un rato...      

El señor de la casa llama por teléfono y contesta la asistenta:

- ¿Ha llamado algún cansón, Maruja?

- No, es usted el primero.

on February 08, 2017