El evangelio según Hassam

Humor navideño para ambientar alegremente la temporada que se inicia

   

Esto es un colombiano que, desde 15 días antes del sorteo de la Lotería de Navidad, está en la iglesia pidiéndole a Dios:

- Mira señor. Tú me tienes que ayudar. Tienes que hacer que gane el gordo de la Lotería completo, soy muy pobre, tengo muchos hijos y estoy muy enfermo. Ese año, no le toca nada. Al año siguiente, lo mismo. Y al siguiente... y al siguiente... y al siguiente.

Así que a Dios se le hinchan las mejillas, se sale de la ropa, y se le aparece al colombiano con una luz muy grande y un trueno muy sonoro:

- Hijo mío. Yo te quiero ayudar. Pero lo mínimo que debes hacer es comprar el billete.

En Navidad Luisito va al Polo norte para hablar con Santa Claus y le pide:

- Quiero una mamá buena.

Al día siguiente Luisito toca a la puerta y le abre su mamá. Entonces Luisito regresa al Polo norte y le reclama a Santa:

- Yo pedí una mamá buena, y Santa responde:

- Tu mamá ya es buena.

Entonces Luisito dice:

- Sí claro, tú lo dices porque a ti no te regaña.

¿Qué tipo de coches lleva Santa Claus? Un Renol.

¿Qué le pasa a Santa Claus si pierde un reno?

Le da insuficiencia renal

Se encontraban dos argentinos hablando y uno le dice a otro:

- Fíjate che, como es cierto que Dios es muy humilde, según dicen las Escrituras: nació en Belén, pudiendo haberlo hecho en Buenos Aires.

 

 

Llaman a la puerta de una casa, sale el niño a abrir y su madre le pregunta quién es. Y el niño contesta:

- Papá Noel

Y su madre.

- Pues si no es papa no le abras.

¿Qué le regaló Batman a su mamá para navidad?

Una BatiDora

Como el juez prometió ser tolerante esta navidad, le pregunta a un acusado:

- Hombre, ¿De qué se le acusa?

- De haber hecho mis compras navideñas con anticipación.

- Hombre, pero eso no es un delito, ¿Con cuánta anticipación las compró usted?

- Antes que abrieran la tienda.

o