Resumen del Papa en Colombia

“Dios hizo el milagro de generar buenos racimos, como las arepas al desayuno”

   

El Santo Padre se refirió a varios temas de la realidad nacional con claros mensajes que quedarán en la memoria del pueblo colombiano.

Al término de la visita del papa Francisco este domingo, Noticias RCN hizo una recopilación de las frases que ha dejado Su Santidad luego de recorrer cuatro ciudades en cinco días de estadía en Colombia. 

Desde el vuelo que lo trajo al país, hasta sus palabras de despedida en Cartagena, el Santo Padre resaltó la importancia de consolidar la paz, aunque también hubo momentos de esparcimiento en los que les habló a los niños y a los jóvenes como un maestro y les mostró la importancia de ser felices.

A bordo del avión en el que viajó hacia Bogotá, el papa Francisco dijo que este se trata de un viaje "un poco especial" porque "ayudará también a Colombia a ir adelante".

Mientras el vuelo en el que se dirigía a Colombia pasaba por espacio aéreo venezolano, el papa aprovechó para referirse a la delicada situación política, social y económica que se vive en el vecino país y pidió "una oración para que pueda crearse diálogo y que este país encuentre una buena estabilidad y haya un diálogo con todos".

Ya en suelo bogotano y cuando arribó a la Nunciatura Apostólica en Bogotá, el Santo Padre se dirigió a los más jóvenes y les dijo "no se dejen vencer, ni engañar, ni pierdan la alegría, ni la esperanza y la sonrisa", les dijo el papa a su llegada y que después volvió a repetir a los jóvenes.

En su recibimiento en el Palacio de Nariño, el jerarca de la Iglesia Católica se pronunció sobre el momento que vive Colombia tras la firma de los acuerdo de paz con las Farc y dijo: "Quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz".

En sus discursos el Santo Padre siempre tiene presentes a los jóvenes y en esta oportunidad no fue la excepción, ya que desde el balcón cardenalicio les envío un mensaje el pasado jueves: "Atrévanse a soñar, vuelen alto y sueñen grande".

Ese mismo día también aprovechó para recordarles a los obispos colombianos que, "muchos pueden contribuir al desafío de esta Nación, pero la misión de ustedes es singular, ustedes no son técnicos ni políticos, son pastores", y por lo tanto deben insistir en la reconciliación del país.

En el sermón de su primera misa en Colombia, en el Parque Metropolitano Simón Bolívar, el Pontífice habló de unidad para acabar con las tinieblas que "amenazan y destruyen la vida” como la injusticia, la inequidad social, la corrupción y sed de venganza

De otra parte, en su visita a Villavicencio, el papa comparó a los soldados y policías de Colombia con Jesucristo al indicar que ponen en juego su vida por la paz y les envió un mensaje de agradecimiento, "quiero agradecerles lo que hacen por la paz".

Durante la misa que ofreció en la capital del Meta, el Santo Padre fue enfático en advertir que "reconciliarse es abrir una puerta a todas y a cada una de las personas que han vivido la dramática realidad del conflicto".

Entre tanto, en su encuentro con las víctimas de la violencia en el país, el papa Francisco recordó la importancia de la verdad y la justicia como requisito para una verdadera reconciliación. "La violencia engendra más violencia, el odio más odio, y la muerte más muerte. Tenemos que romper esa cadena que se presenta como ineludible, y eso sólo es posible con el perdón y la reconciliación", dijo.

Para su visita a Medellín, el jerarca de la Iglesia Católica explicó que "en Colombia hay tantas situaciones que reclaman de los discípulos el estilo de vida de Jesús, particularmente el amor convertido en hechos de no violencia, de reconciliación y de paz". 

También les dijo a los antioqueños y a los colombianos: "Manténganse firmes y libres en Cristo, de modo que lo reflejen en todo lo que hagan; asuman con todas sus fuerzas el seguimiento de Jesús, conózcanlo, déjense convocar e instruir por Él, anúncielo con la mayor alegría".

En el encuentro que sostuvo Francisco con jóvenes y niños del Hogar San José en la capital antioqueña, se refirió al padecimiento de Jesús en su niñez y dijo que "también él fue víctima del odio y la persecución, tuvo que huir con su familia. Ver sufrir a los niños hace mal al alma, porque los niños son los predilectos de Jesús. No podemos aceptar que se les maltrate".

El Pontífice recalcó que "Jesús no abandona a nadie que sufre, mucho menos a ustedes, niños y niñas, que son sus preferidos".

En su discurso a seminaristas, consagrados, religiosos y sus familias, el cual se realizó en el Centro de Espectáculos La Macarena, el papa Francisco hizo referencia a la cultura paisa y les pidió no tener miedo ante las situaciones difíciles. "No tengamos miedo, en esa tierra compleja Dios siempre ha hecho el milagro de generar buenos racimos, como las arepas al desayuno. ¡Que no falten vocaciones en ninguna comunidad, en ninguna familia de Medellín!"

Ya en su último día de visita al país, el papa Francisco dejó una frase para la comunidad del barrio San Francisco de Asís para bendecir ese populoso sector de Cartagena. "(…) Dígnate colmar de tus bendiciones a estos hijos tuyos, que quieren dedicarse generosamente a la ayuda de los hermanos", exclamó el Santo Padre.

Durante su última misa en el país, la cual fue celebrada en el muelle de Contecar en Cartagena, el papa afirmó que en el proceso de pacificación de Colombia no se puede obviar a la gente, el consejo del Sumo Pontífice fue que en estos caminos de pacificación, como el que está viviendo Colombia, "donde se observa una delicada armonía entre la política y el derecho, no pueden obviar los procesos de la gente".

Para el desarrollo de la homilía, el Santo Padre resaltó que "Colombia hace décadas que a tientas busca la paz y, cómo enseña Jesús, no ha sido suficiente que dos partes se acercaran, dialogarán".

Asimismo, se refirió al problema del narcotráfico y el efecto que éste tiene en la sociedad. "Pienso en el drama lacerante de la droga, con la que algunos lucran despreciando las leyes morales y civiles".

Finalmente, en su despedida del país el Santo Padre agradeció el esfuerzo y colaboración de las diferentes autoridades para haber hecho realidad esta visita y envió un cordial saludo al presidente Juan Manuel Santos.

Acto seguido, indicó que "han sido días intensos y hermosos en los que he podido encontrar a tantas personas, y conocer tantas realidades que me han tocado el corazón. Ustedes me han hecho mucho bien".

Y puntualizó: "Queridos hermanos, quisiera dejarles una última palabra: no nos quedemos en 'dar el primer paso', sino que sigamos caminando juntos cada día para ir al encuentro del otro, en busca de la armonía y de la fraternidad".

"Colombia, tu hermano te necesita, ve a su encuentro llevando el abrazo de paz, libre de toda violencia, esclavos de la paz, para siempre", fue la frase con la que el jerarca de la Iglesia Católica se despidió de los fieles que asistieron al muelle de Contecar.

Sobre las 7:00 p.m. y ante una imponente corte militar y música propia del Carnaval de Barranquilla, el papa Francisco se despidió de los colombianos.

NoticiasRCN.com