Toys ‘R’ Us en bancarrota

Las 1.600 tiendas continuarán abiertas. Deben US 5.000 millones

   

La compañía juguetera se acoge a la ley de quiebras estadounidense ante la dificultad de afrontar su deuda y el declive de su negocio por la competición del mercado online

La juguetera Toys 'R' Us es una compañía moribunda en EE UU. La icónica compañía norteamericana se ha acogido al capítulo 11 de la ley de quiebras de EE UU ante las dificultades para afrontar una deuda millonaria. La cadena de jugueterías acudió a los tribunales en Estados Unidos buscando protección para reestructurar su abultada deuda de 5.000 millones de dólares (4.170 millones de euros).

 El paso no es una sorpresa, porque fue una de las primeras víctimas del cambio de tendencias que afecta al comercio minorista. Lo que llama la atención es que suspenda pagos a dos meses del inicio de la temporada de compras navideñas, lo que puede echar por tierra futuros contratos. De momento, las 1.600 tiendas continuarán abiertas en todo el mundo, también en España, según han asegurado fuentes de la empresa.

No hace aún dos años que Toys 'R' Us cerraba las puertas de su tienda en Times Square, tras 15 años de presencia en la icónica plaza neoyorquina. Los gestores iban buscando ahorros a la desesperada. El plan de reflote que llevó el español Antonio Urcelay no dio resultados. Tampoco el de su sucesor David Brando, un experto en la reestructuración de empresas en dificultad.

La declaración de bancarrota en EE UU no significa necesariamente que la compañía tenga que liquidar su negocio definitivamente. General Motors se acogió a esta herramienta legal para reestructurar su deuda durante la pasada recesión. También su rival Chrysler, aunque en su caso el proceso se utilizó para poner sus activos en manos del grupo Fiat. Toys “R” Us tiene una deuda cercana a los 5.000 millones de dólares.

La cadena de Wayne (Nueva Jersey), con seis décadas de historia, informa de que sus 1.600 tiendas, que incluyen locales de Babies "R" Us, seguirá operando con normalidad. En España, fuentes de la empresa han informado de que ninguna de las tiendas se va a ver afectada, de momento, por la declaración de bancarrota. Sus establecimientos fueron hasta la irrupción de Internet un lugar de paso obligado para comprar regalos para los cumpleaños y la Navidad. Pero esos mismos juguetes se pueden comprar más baratos en otros sitios y sin necesidad de moverse de casa.

La cadena minorista ya tuvo que abandonar el parqué bursátil hace poco más de una década para poder emprender un duro ajuste sin la presión de los inversores. Aunque todos los dedos apuntan hacia Amazon por los males por los que atraviesa el comercio tradicional, en el caso de Toys 'R' Us el daño mayor le llegó por la batalla de precios que lideran los hipermercados Walmart y Target.

Impacto en las jugueteras

Los niños, además, se interesan más por dispositivos electrónicos que por juguetes tradicionales. El anuncio previo a la suspensión de pagos ya provocó, de hecho, que las acciones de Mattel y de Hasbro cayeran con fuerza porque la medida les puede dejar completamente expuestos esta Navidad. No solo sufrieron los grandes fabricantes de juguetes, el daño a los pequeños, como Jakks Pacific, puede ser mayor.

Las primeras informaciones sobre la bancarrota de Toys 'R' Us empezaron a circular a comienzos de septiembre, cuando la compañía contrató a una firma especializada en reestructuración de la deuda para que le asesorara sobre las diferentes alternativas. Mattel está cotizando al nivel más bajo desde la primavera de 2009, cuando la gran recesión castigó con fuerza el bolsillo de los consumidores

Toys 'R' Us está controlada por los fondos KKR y Bain Capital desde 2005, junto a la inmobiliaria Vornado. La adquirieron por 6.600 millones de dólares. Pero sus ventas siguen cayendo y las pérdidas crecen. Al problema de competencia del sector se le suma un verano especialmente flojo en las taquillas de cine. El negocio de las jugueteras es cada vez más dependiente de Hollywood.