Silva y Villalba 50 años de música

Conseguir novias es rico. A las fiestas llegaba solo y salía acompañado

Silva y Villalba eran tan discretos en su carrera musical que estuvieron a punto de no participar en la Orquídea de Plata y lo hicieron por la insistencia de Luis H. Rivas Rojas, gerente de La Voz del Centro, emisora de El Espinal.

Rodrigo, nacido en Neiva, se conoció con Álvaro Villalba, de El Espinal, por azar, mientras tocaban, cada uno por aparte, para grupos de amigos en la heladería El Dorado de esa ciudad tolimense.

Villalba le lleva 13 años a su socio. Tiene 85. Era el vástago de una familia de arroceros, que había estudiado unos semestres de veterinaria en la Universidad Nacional cuando se conoció con Rodrigo, para el San Pedro de 1966. Cuando le propusieron concursar por la Orquídea de Plata dijo que él no tenía tiempo “para eso”. Hace unos años sufrió una isquemia cerebral que lo dejó muy limitado en su movimiento.

 

Silva proviene de una familia de músicos. Aprendió un poco de acordeón y de guitarra primero, antes de dedicarse al tiple, su instrumento en el dueto. Él es la primera voz. Su sueño era cantar vallenatos y rancheras. En algún momento de la vida Silva escuchó a Garzón y Collazos y desde entonces quiso ser como ellos.

El día que se conocieron lo primero que cantó Rodrigo fue El aventurero, de Paco Michel, que hizo famosa Antonio Aguilar.

Yo soy el aventurero / el mundo me importa poco / cuando una mujer me gusta / me gusta a pesar de todo.

Ese era su apodo, el ‘Aventurero’.

Me gustan las altas y las chaparritas / las flacas, las gordas y las chiquititas / solteras y viudas y divorciaditas / me encantan las chatas de caras bonitas...

No en vano. Se sabe que ha tenido muchas esposas. No dice el número para no, de pronto, dejar a alguna por fuera.

–Todas son amigas mías –dice–. El domingo (antepasado) voy a Bogotá y llego a donde una señora. Pero he quedado viudo varias veces.

¿Tiene hijos con todas?

No. Tengo cinco hijos. A donde voy a llegar sí. Dos.

¿Y cuántas novias? Porque noviero sí fue, le pregunta Martha Ordóñez.

–Pero rico, conseguir novias es rico. A mí me fascinaba era gallinacear. A las fiestas llegaba solo y salía acompañado. Porque llegar acompañado y salir solo sí es muy triste. Ayayayayay, canta y no llores porque cantando se alegran, cielito lindo, los corazones.

Le pregunto cómo mantiene esa actitud tan erguida ante la enfermedad.

–Pues las ganas de seguir viviendo.

La noche de las mamás

El dueto Silva y Villalba se ha presentado al lado de grandes figuras de la música latinoamericana como María Dolores Pradera, Javier Solís, Carlos Julio Ramírez, Berenice Chávez, Daniel Santos, Yaco Monti, Los Visconti, Los Trovadores del Cuyo y Alicia Juárez.

Con Silva y Villalba estará:

La Gran Rondalla Colombiana, agrupación conformada por 14 músicos y vocalistas de primera línea, que cumple 6 años con un repertorio de música colombiana y boleros, bajo la dirección del maestro Jorge Zapata.

Fecha: mayo 20

Lugar: teatro Jorge Eliécer Gaitán

Hora: 8 p. m.

FRANCISCO CELIS ALBÁN

Editor EL TIEMPO