Mocoa otra gran tragedia

Cinco barrios quedaron totalmente destruidos y otros 14 están muy afectados. No se descarta que la cifra de víctimas siga en aumento. 

Mocoa, capital del Putumayo con 345.204 habitantes, afronta a esta hora una grave emergencia por cuenta del desbordamiento de los ríos Mulato y Sancoyaco, lo que generó avalanchas en varios sectores. 

El 30% de la lluvia de un mes se produjo en una noche y eso facilitó la creciente súbita de varios ríos, explicó el mandatario.

El panorama es desgarrador, al punto que el número de personas fallecidas por esta tragedia supera a quienes han sucumbido ante las fuertes lluvias en Perú en lo que va de 2017.

Decenas de casas, así como dos puentes y muchas vías, sucumbieron ante la fuerza de las aguas. Una capa de lodo lo cubre todo 

El Ejército Nacional envió dos pelotones para ayudar en las labores de socorro. Junto a ellos trabajan, sin descanso, policías y personal de la Cruz Roja y la Defensa Civil. Hay alerta roja en la zona. 

José Antonio Castro, alcalde de Mocoa, dijo que son innumerables las víctimas e hizo un angustioso llamado a todo el país para que ayuden a la capital de Putumayo en estos difíciles momentos. Informó que cerca de 2.500 hombres de la fuerza pública y organismos de socorro atienden la emergencia. 

“Todos los barrios aledaños a los ríos, prácticamente muchos de ellos, quedaron casi que desaparecidos. Hay un número indeterminado de desparecidos, de niñas y personas que no alcanzaron a salir, que no han sido reportados”, relató Castro en entrevista con Blu Radio.

Carlos Iván Márquez, director de Gestión del Riesgo, en diálogo con Blu Radio, informó que “hay de 60 a 65 heridos que están siendo atendidos en el hospital de Mocoa. El barrio San Miguel sufrió graves daños por el río Mocoa y dos o tres quebradas que han producido estos daños".

El corresponsal de Noticias Caracol en la capital del Putumayo, Jairo Figueroa, no dudó en calificar esta como la peor tragedia que haya vivido Mocoa en su historia. Hay colapso de hospitales y dos puentes caídos.

El hospital local, prácticamente colapsado, ha pedido frazadas y agua potable para los heridos. La cifra de damnificados es, por ahora, indeterminable.